· 

7 inventos españoles que todos tenemos en casa

Muchos aparecen en los libros de historia, otros protagonizan exposiciones, y otros nos han acompañado en casa desde pequeños… Sin embargo, algunos no tienen la fama que deberían, y sobre todo, ni siquiera somos conscientes de que estos objetos tan familiares se crearon y nacieron en España.

Os presentamos 7 objetos creados por españoles y que son obras maestras:

 

Minipimer de Gabriel Lluelles: la absoluta inspiración

 

Sí, es cierto que en tu casa esta batidora lleva años jubilada, pero también es cierto que todas las que existen hoy en día descienden de esta. Nació en 1961 y su creador fue Gabriel Lluelles, aunque más tarde se comercializaría gracias a Pimer. Según cuentan las leyendas, Dieter Rams, el maestro del funcionalismo, alabó la creación española. Su alabanza es digna de la más alta motivación ya que Rams fue el diseñador de referencia de Braun, quien más tarde compró Pimer y siguió con la producción de batidoras con el diseño original de Lluelles.


 

Abrelatas: siempre en la cocina

 

Estamos seguros de que cualquiera que abra hoy mismo el cajón de los cubiertos, tendrá uno de estos abrelatas en algún rincón recóndito. Este abrelatas lleva con nosotros desde 1906, cuando José Valle Armesto, abrió en Gijón un taller llamado El Explorador Español. En este taller nació este famoso abrelatas, pensado para las latas de conserva que se producían en la ciudad asturiana. Su fama se basó en su máxima funcionalidad: permitía abrir una lata o una botella y perforar metal. ¿Quieres una prueba de su carácter legendario? Es la imagen de portada del libro de Rosalía Torrent 'El diseño industrial en España' (editorial Cátedra).


Sacacorchos de David Olañeta: no hay botella que se le resista

 

El abrebotellas fue creado por David Olañeta en 1932 y a día de hoy se sigue produciendo en la misma empresa de siempre, BOJ.

 

Consta de dos palancas y engranajes que le dan ese aspecto de búho. Es funcional y muestra a la perfección la pujanza de la industria vasca a la hora de producir objetos.


Fregona de Jalón Coromiras: responsable de que en España brillen los suelos de las casas

 

La idea de la fregona en sí es una idea bastante antigua y que se desarrolló en los años sesenta, pero el primero en distribuirla en España fue Manuel Jalón Coromiras a mediados de los años cincuenta.

 

Un dato curioso es que en aquella época lo llamaban “Aparato Lavasuelos”, y en 1964 patentó la idea original: un escurridor cónico acoplado a un cubo para utilizarlo todo con mayor facilidad.  El 'kit' completo (fregona de textil absorbente, escurridor y cubo) fue un éxito nacional e internacional y diversos pleitos legales han dado a Jalón Corominas el crédito que merece. Así que gracias a un español millones de personas en todo el mundo tienen el suelo limpio como patenas.


 

Interruptor Simón 31: la gran revolución

 

Seguro que nunca has pensado en el proceso de diseño de cualquier interruptor y enchufe, ¿a que no? Pues aquí traemos a Simón 31 para despejar tus dudas.

 

Simón fue durante años el líder absoluto del mercado internacional, y uno de los diseños más impresionantes Made in Spain. La mayoría de interruptores están diseñados para que los pulsemos con un dedo, pero a la hora de la verdad solemos hacerlo con varios a la vez. El Simón 31 consolidó el uso de interruptores con la mano, ya que hasta la creación de éste, la medida de las teclas era más pequeña. Por esta indudable intuición, Simón 31 ganó en 2016 el Premio Nacional de Diseño.


 

Calendario Vinçon de América Sánchez: funcionalidad mágica.

 

Este calendario es un icono que nació en 1975 de la mano del diseñador gráfico América Sánchez. Es un homenaje personal a la que fue una de las tiendas más influyentes de Europa: Vinçon, en Barcelona.

 

Durante años, este establecimiento produjo anualmente este calendario que aún hoy día puede comprarse, y que es toda una golosina para los aficionados al diseño.


 

Grapadora M-5 de Solozábal y Olabe: la resistencia

 

Dos industriales vascos dieron vida a la mítica grapadora en 1935, que hasta ese momento se habían dedicado a la producción de armamento. El Casco, la empresa que se la encargó en aquel momento, sigue produciéndola hoy en día con un diseño que apenas ha sufrido cambios.

 

Su sistema de muelles la hace cómoda y rápida, y la dureza de su material permite que siga en pie durante décadas. Se sabe de grapadoras que ha sobrevivido a varias generaciones.





Te puede interesar...

Escribir comentario

Comentarios: 0