· 

¿Cómo ahorrar en el consumo de electricidad en casa?

El consumo de electricidad es una de las cuestiones que más aumenta los gastos de la vivienda. Normalmente estamos acostumbrados a tener todos los ordenadores y cargadores del móvil conectados, se nos olvida apagar las luces cuando nos hemos ido de la habitación y sobrepasamos la temperatura óptima para estar a gusto en casa. No somos conscientes de la cantidad de dinero que sale del bolsillo con estos hábitos de consumo. 

 

El primer paso es asegurarnos de que disponemos de las mejores tarifas del mercado. Por ello, comparar tarifas de luz y gas nos ahorrará muchos problemas en el futuro. En este comparador de tarifas eléctricas, de sencillo manejo, podréis conocer cuál es la compañía que mejor se ajusta a nuestras necesidades. 

 

Ahorrar luz apostando por el bajo consumo 

Las bombillas es uno de los primeros cambios a realizar para ahorrar en el consumo de electricidad. Una muy buena medida es decir adiós a las bombillas convencionales y apostar por unas LED.

 

Su precio suele ser mayor que las tradicionales, pero su consumo eléctrico es diez veces menor y tienen una vida útil más larga. 

Si lo deseáis también podéis optar para reducir ese gasto por las bombillas de bajo consumo eléctrico o los sensor note. En este último caso, sólo cuando se detecte movimiento en la habitación o salón, la luz se encenderá. 

 

 

Ahorrar electricidad en la vivienda desenchufando aparatos

Un consumo alto de electricidad deriva de tener conectados varios de aparatos a la vez. En la mayoría de los hogares, es en las cocinas donde se concentra la mayor parte del gasto, dada la cantidad de electrodomésticos presentes: microondas, lavavajillas, horno, frigorífico, lavadora etc. 

 

De hecho, el frigorífico, debido a sus necesidades de refrigeración, consume casi el 20% del gasto de luz de una vivienda. Por ello, lo mejor es que se mantenga en una zona fresca, alejada del sol, y descongelarlo a menudo. Lo mismo sucede con la lavadora: lo ideal son los ciclos cortos, con agua fría. 

 

Con todos estos aparatos que tenemos que tener conectados casi obligatoriamente, lo mejor para bajar ese consumo de electricidad es no enchufar más de los necesarios. Ese portátil que permanece durante horas conectado cuando solo queríamos mirar una cosa puntual, la nesspreso enchufada después de la hora del café o el desayuno. Cambiar estos hábitos supondrá que el consumo de electricidad se reduzca a unos límites aceptables. 

 

Ahorrar electricidad optimizando la potencia contrata 

El consumo medio de electricidad en el hogar depende especialmente de la potencia contratada. España es uno de los países de la Unión Europea en el que más se adquiere una potencia superior a las necesidades personales. 

 

Las potencias más habituales son 2,3 kW, 3,4 kW 4,6 kW y 5,75 kW. La de 2,3 kW es la óptima para una persona que vive sola y dispone de muy pocos electrodomésticos. En el extremo contrario, una potencia de 5.75 kW es la recomendada para una familia con niños (2-3), que necesita tener varios electrodomésticos conectados a la vez. 

 

Ahorrar electricidad fijándonos en la discriminación horaria 

Todo consumo de electricidad se puede reducir si nos fijamos en la discriminación horaria. Las distintas compañías eléctricas alertan de que no en todas las horas del día el precio de la electricidad es el mismo. En algunas franjas es superior, mientras que en otras los niveles son mínimos, de ahí que se ofrezcan tarifas adaptadas a estos parámetros. 

Así, es importante realizar las tareas que más consumo eléctrico precisa, en los periodos valle o supervalle; en los horarios en los que el precio de consumo es mucho más barato. 


Quizás te interese...

Escribir comentario

Comentarios: 0