· 

Equipos de hidromasaje: salud y relax en el baño

El baño se concibe como un espacio dirigido al cuidado del cuerpo y la salud. Ahora es posible convertirlo en un pequeño balneario personal, gracias a la amplia oferta de bañeras, cabinas y columnas de hidromasaje de uso doméstico que existen en la actualidad. 

Disponer de sistemas de hidromasaje en casa aporta numerosos beneficios: ayudan a aliviar una gran cantidad de lesiones y dolores crónicos leves (dolores de espalda, musculares y de articulaciones), además, pueden resultar muy útiles para combatir el estrés y mejorar la calidad del sueño. Los equipos que encontramos en los cuartos de baño son columnas, cabinas y bañeras. De todos estos elementos existe una extensa fama de modelos, que varían en formatos y medidas. Tendremos que valorar el espacio disponible y nuestras necesidades.

 

Si quieres construir un pequeño oasis de relajación en tu cuarto de baño, te proponemos una serie de elementos y características que te inspirarán:

Rociadores

Modelo SHOWERHEAVEN 1200 de AXOR
Modelo SHOWERHEAVEN 1200 de AXOR

La opción más sencilla y eficaz consiste en instalar en la ducha una serie de rociadores y módulos especiales, aprovechando las nuevas posibilidades desarrolladas por diseñadores y firmas de grifería.

 

 - Rociadores de techo: Suelen ser bastante grandes en tamaño, sobre todo los de formato de plafón. Los que cuentan con salida tipo lluvia envuelven el cuerpo en un agradable y relajante manto de sensaciones. Algunos se presentan en forma de módulos. Algunos incluyen luz de ambiente o incluso programas de luz personalizados. Para superar cualquier expectativa posible, puedes completar el oasis con teleducha, para dirigir el chorro hacia un punto concreto del cuerpo con mayor precisión.

 

 - Rociadores murales: Están empotrados en la pared y salen de ella. Su ventaja principal es que no es necesario sujetar la ducha. Conviene complementarlos con tele ducha, que facilitará el aclarado del cuerpo.

 

 - Rociadores externos: Salen directamente del suelo y consiguen un efecto estético rotundo y totalmente actual. Muchos son de caño ancho, estética industrial y están realizados en acabado cromado o acero inoxidable.


Modelo SHOWERHEAVEN 1200 de AXOR
Modelo SHOWERHEAVEN 1200 de AXOR

Modelo AQUASYMPHONY de GROHE


Columnas de hidromasaje: todo en uno

Modelo EVOLUTION de ROCA
Modelo EVOLUTION de ROCA

Una columna de hidromasaje está formada por un panel vertical, adosado a la pared que integra en su estructura principal unos jets o salidas de agua. Los jets son los encargados de proporcionar la parte placentera de todo, ofrecen diferentes tipos de masajes e inciden directamente en zonas claves del cuerpo como la zona dorsal, lumbar y cervical. Todo el conjunto incluye además un rociador fijo, mango de tele ducha y alguna repisa portaobjetos.

 

Entre las ventajas de las columnas, cabe destacar que pueden aprovechar el equipamiento previo del baño, en concreto nos referimos al plato de ducha y la mampara, y sobre todo que se instalan sobre la misma toma de agua de la antigua grifería, por lo que no requieren obras y resultan más económicas que otras opciones.

En términos de salud, tonifican los músculos, oxigenan e hidratan la piel, eliminan toxinas y grasas, activan el riego sanguíneo y, sobre todo, relajan.

La oferta de diseño es amplia y muy variada: podemos encontrar desde modelos de aluminio y formas sencillas, hasta elegantes propuestas de madera o diseños con atrevidos colores.

 

Antes de instalar una columna de hidromasaje en casa, debemos considerar algunos aspectos:

  • Buscar la ubicación correcta: la altura de la instalación dependerá de la estatura de los usuarios. Es precio que los jets alcancen lumbares y cervicales. Si los usuarios son de diversas estaturas, tenemos la opción de elegir jets dirigibles que ofrezcan mayor capacidad de orientación.
  • La presión del agua: para funcionar correctamente, una columna de hidromasaje necesita una presión de agua entre 2 y 5 bares, la misma que encontramos en la mayoría de viviendas. Sin embargo, tendremos que estar seguros de este punto antes de comprar el equipo. Lo podemos medir con un manómetro.
  • Control termostático: con esta prestación podemos elegir la temperatura de la ducha y fijarla para que en cada nueva apertura de grifo se mantenga constante. Conseguimos nuestra temperatura ideal y además conseguiremos un ahorro de agua al evitar tener que estar probando en ese momento.

 

Tipos de jets

Para conseguir la experiencia más relajan en nuestra ducha, debemos valorar la existencia de los diferentes tipos de jets:

  • Jets fijos: en una misma columna pueden colocarse de 2 a 8 jets.
  • Jets regulables: permiten regular la fuerza del chorro de agua, simplemente girando el jet y colocándolo en la posición que se desee.
  • Jets orientables: con ellos es posible dirigir el chorro de agua hacia la zona deseada.
  • Programas de masaje: algunos modelos de columnas incluyen la posibilidad de programar la salida de los chorros de forma alterna.

Cabinas multifunción

Las cabinas multifunción son consideradas mini spas, que se montan en el espacio de una ducha convencional. Son pequeños recintos cerrados que realizan un masaje a través de la proyección de agua a presión. Ofrecen los mismos beneficios que las columnas, pero además pueden incorporar baño turco y otras prestaciones.

 

Antes de elegirla y soñar con nuestro mini spa particular, debemos considerar las medidas del espacio donde ubicaremos la cabina. El techo debe ser más alto que la altura de la cabina y hay que contar con al menos 50 cm de distancia entre las paredes laterales y la cabina para poder realizar la instalación correctamente y acceder a los componentes y tubos de la parte trasera.

Para estancias de hasta 3,5 m2, se recomiendan cabinas cuadradas o de cuarto de círculo, mientras que en baños más grandes podremos optar por cabinas rectangulares. Si se trata de baños pequeños, podemos instalar una cabina en esquina y que ocupe tan sólo 75 cm


Modelo KINEPRIME de GRANDFORM
Modelo KINEPRIME de GRANDFORM

Funciones especiales

  • Posición vapor: la cabina de hidromasaje puede convertirse en un baño turco con solo programar esta función. Los dispensadores de vapor sitúan la temperatura en el interior del recinto entre los 25 y los 40º, y los niveles de humedad se elevan hasta el 90%. El ambiente saturado de vapor inhibe la sudación y el cuerpo se refrigera por las pequeñas gotas de agua que se condensan en la piel.
  • Hay cabinas que disponen de dispensadores de esencias que se liberan con el vapor (aromaterapia); utilizar luces de colores para causar distintas sensaciones (cromoterapia); alternar chorros de agua caliente y fríos (ducha escocesa); emplear música con fines relevantes y terapéuticos (musicoterapia), o liberar oxígeno u ozono.

Los últimos diseños buscan maximizar la ergonomía, por lo que su espacio interior puede incluir cómodos asientos con reposapiés regulables y otros elementos adicionales que mejorar la calidad de la experiencia. Repisas portaobjetos, espejos, dosificados de jabón, paneles de control electrónicos, termostatos y funciones de entretenimiento como música y radio. Asientos y platos de ducha suelen ser anti deslizantes y es lo ideal, evitaremos caídas y resbalones dentro del espacio.

En cuestión de materiales de fabricación, predominan las estructuras de cristal con perfilerías minimalistas, casi invisibles. Podemos encontrar puertas con 1, 2 o 3 hojas correderas, abatibles, practicables o plegables. Los últimos avances proponen un cierre deslizante con cristales templados, un sistema que facilita la limpieza tanto en el interior como en el exterior de la ducha.

Modelo RELOADED de TEUCO
Modelo RELOADED de TEUCO



Quizás te interese...

Escribir comentario

Comentarios: 0