· 

Revoluciona tu cuarto de baño con los mejores sanitarios

Lavabos, inodoros y bidés forman el conjunto de sanitarios del cuarto de baño. Sus diseños han evolucionado, ahora son mucho más atractivos y modernos, y se completan con funciones mucho más prácticas.

 

En los últimos tiempos, el diseño de los sanitarios ha vivido cambios importantes, que inciden en la nueva concepción del cuarto de baño. Todos los cambios se dirige a potenciar la relajación y a generar placenteras sensaciones de paz y comodidad. Los nuevos lavabos, inodoros y bidés se presentan renovados, con formas ondulantes, asimétricas y fluidas y muestran una aparente y simbólica simplicidad que oculta totalmente el desarrollo de las nuevas tecnologías implicadas en su creación.

 

Se busca conseguir una atmósfera de emociones armónicas y de estética sofisticada. Los distintos sanitarios se tratan como si fueran obras de arte en las que se cuida hasta el más mínimo detalle: se equilibran trazos, materiales, texturas y proporciones.

 

Lavabos de múltiples formas

Kool Rosso de GLASS DESIGN
Kool Rosso de GLASS DESIGN

El lavabo es una de las piezas clave del cuarto de baño, a partir del cual se suelen organizar los demás elementos de la estancia. Las necesidades de los usuarios, el espacio disponible y el estilo decorativo condicionarán la elección del lavabo. En primer lugar debemos escoger entre un lavabo con encimera o uno independiente.

 

LAVABO CON ENCIMERA

  • Encastrado: se integra en la encimera y su borde perimetral queda ligeramente elevado.
  • Bajo encimera: es un tipo de lavabo encastrado que queda enrasado debajo de la encimera.  Con esta elección nos aseguramos una elegante continuidad visual.
  • Superpuesto: se apoya sobre la encimera, de modo que sobresale del conjunto, y se suele acompañar de grifería de caño alto.
  • Integral: la encimera ya lleva el lavabo integrado.

 

 

Ipalyss de IDEAL STANDARD

 


Sicilia Teja de BATHCO
Sicilia Teja de BATHCO

Fancy de COSMIC
Fancy de COSMIC

LAVABO INDEPENDIENTE

 

Estos tipos de lavabos no necesitan encimera complementaria. Pueden estar dotados de pedestal o permanecer suspendidos en la pared. 

 

  • Lavabo para pedestal: se sostiene sobre un pie de apoyo y carece de mueble, encimera o complementos. Existe la opción del medio pedestal, en la que el pie no llega hasta el suelo y se sujeta atornillado a la pared. Aunque puedan parecer cosa del pasado, poseen un estilo vintage que los hace muy actuales. Algunos ofrecen la posibilidad de de convertir el pedestal en espacio de almacenamiento extra.
  • Suspendido: no dispone de pie ni apoyo y va sujeto a la pared. Resulta especialmente adecuado para baños pequeños. En cuanto a su forma pueden ser redondos, rectangulares, ovalados o cuadrados. Habrá que tener en cuenta cuántos senos se necesitan, una elección que dependerá del espacio disponible, el uso que se le vaya a dar a la instalación y el número de usuarios. La inclusión de varios senos es aconsejable para viviendas en las que convivan varias personas y que dispongan de un baño amplio.

Inodoros revolucionarios

Euroceramics de GROHE
Euroceramics de GROHE

El wc y el bidé están disponibles con el mismo formato de los lavabos, es decir, podemos elegirlos de tipo pedestal o suspendido, y su forma será también diversa.

 

Las novedades en el campo de los inodoros viene sobre todo de la mano de las cisternas. Una de las tendencias iniciadas hace ya unas décadas y que va en aumento es la de empotrar las cisternas en la pared: dejan a la vista un simple pulsador, con lo que se consigue crear un ambiente más diáfano e higiénico.

 

Los sistemas de salida de agua y las nuevas configuraciones del interior del inodoro, como las versiones que carecen de cerquillo, consiguen optimizar la higiene, ya que el agua llega a cualquier punto de la taza.

 

Las cisternas de los nuevos wc pueden estar equipadas con un mecanismo de doble descarga, lo que se traduce en un ahorro de agua que puede llegar hasta un 50% en cada uso. Disponen  de un doble pulsador que ofrece la opción de realizar una descarga parcial de 3 litros de agua, o la descarga total de la cisterna.

 

Otra opción es la descarga simple mediante tirador. En este caso, para conseguir cierto ahorro de agua, es mejor optar por un pulsador interrumpible. Con este tipo de accionamiento, existe la posibilidad de que, una vez pulsado, se accione por segunda vez, con lo que se corta el paso de agua, evitando la descarga completa del tanque. 

 

Los modelos de alta gama pueden incorporar la función de higiene íntima, con cánulas dirigibles que permiten elegir la temperatura y la presión del agua para adaptarlas a las preferencias de cada usuario. Gracias a estos inodoros podríamos renunciar a la presencia del bidé y ahorraríamos espacio en el cuarto de baño.

Veil de Jacob Delafon
Veil de Jacob Delafon
Aquablade de IDEAL STANDARD
Aquablade de IDEAL STANDARD

Sanicompact  Confort de SANITRIT
Sanicompact Confort de SANITRIT

TAPAS: LA MEJOR OPCIÓN

 

La tapa del inodoro ha experimentado una evolución total el los últimos años. Las hay de diseños muy variados e innovadores, y pueden incluir prestaciones avanzadas:

 

  • Caída amortiguada: evitan golpes y ruidos. Los modelos dotados de esta función son más seguros para ser usados por niños, ya que evitan que se atrapen los dedos.
  • Sistema de fijación superior: resultan cómodos y rápidos.
  • Tratamiento adicional anti bacterias.
  • Desmontaje rápido: facilita la limpieza de forma cómoda.

En cuanto a materiales, son frecuentes las de DUROPLAST, un material antibacteriano que asegura una gran resistencia a los golpes; ABS también muy resistente y antibacteriano, y MADERA / MDF, que ofrece un tacto más cálido y proporciona un aspecto natural al baño.


Bidés: el complemento perfecto

A pesar de que en los cuartos de baño de tamaño reducido suele prescindirse del bidé, continúa siendo un elemento clásico de la estancia en cualquier casa española. En el mercado actual encontramos muchos tipos de bidé, aunque en la actualidad destacan los modelos que ocupan poco espacio.

 

Como sucede con lavabos e inodoros, y según el espacio y el uso que vayamos a darle, existen tres tipos de bidés:

  • Bidé de suelo: es el más clásico y común. Dispone de conexiones visibles debido a que no está acoplado a la pared, lo que facilita la instalación. La entrada de agua queda en la parte de atrás.
  • Bidé suspendido: es el modelo de moda tal y como sucede con lavabos, inodoros y mobiliario de baño en general. Visualmente resulta más ligero, ya que da la sensación de que flota sobre el suelo. Suele ser de tamaño reducido, ya que sus conexiones quedan ocultas. Ocupa poco espacio, y sus proporciones son perfectas. Su tamaño reducido y su posición flotante facilitan la limpieza.

Cualquier modelo puede estar acompañado de tapa. Existen tapas universales que se adaptan a cualquier tipo de bidé a lo ancho (siempre teniendo en cuenta si este elemento es redondo, alargado o cuadrado), y tapas específicas para modelos concretos. Como en el caso de los inodoros, las tapas pueden llevar incorporado en sus bisagras un sistema de amortiguación que asegura un cierre automático y lento, capaz de evitar golpes innecesarios.

Finion de VILLEROY & BOSCH
Finion de VILLEROY & BOSCH
Ombra de ANTONIO LUPI
Ombra de ANTONIO LUPI

Wilmotte de TEUCO
Wilmotte de TEUCO



Quizás te interese...


Escribir comentario

Comentarios: 0