· 

Aggaro Functional Art: el artista que fusiona escultura y utilidad

Fernando Aggaro, el artista que fusiona utilidad, técnica y arte. El artista funcional que convierte el arte en lugar habitable.

 

Pensar en contornos puede llevarnos a reflexionar sobre los límites, las fronteras ópticas; a cuestionar el materialismo y el racionalismo, a dudar de la posibilidad de acotar los objetos o las partes: en definitiva, definir lo material. Curvas en elementos que nos recuerdan algunos caminos recorridos, o caminos que se hacen entre letras. Imaginando curvas que son al tiempo caminos y su representación cartográfica en el mapa de esta primera hoja en blanco.

Sí, las curvas aportan, por un lado sensualidad, belleza e incluso tranquilidad. La curva al final aporta sosiego. Y esta quimera visual se hace realidad en la obra del artista español Fernando García, de apellido artístico Aggaro, padre y fundador de Aggaro Functional Art. En su obra evidencia una serie de esculturas con las que transgrede uno de los tabúes de la obra de arte: su funcionalidad. 

Para llegar a este resultado, el artista nacido en Madrid, dedicó parte de su vida a trabajar como Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos y a través de su experiencia en el diseño y ejecución de construcciones de ingeniería civil, así como en la estética de los puentes, entró en contacto con diversos materiales que influenciaron su proceso creativo y armonizaron la naturaleza de sus diseños. Esa pasión por el arte y su trabajo como ingeniero de caminos confluyeron hace unos años, cuando vislumbró que, aquellos dibujos milimétricos y con plazo de entrega propios, podían llegar a ser algo más que un ejercicio de relajación mental. Como colofón a esta esencia artística que forjó con años de trabajo e inspiración, crea Aggaro Functional Art a finales del año 2010, donde materializa esos principios a través de obras escultóricas a las que dota de funcionalidad, siendo éste su leitmotiv.

 

 

El amor por la curva caracteriza la obra de Aggaro, pero antes fue la seña de identidad del Modernismo en España y el Art Nouveau en Francia y en Bélgica, y deberíamos decir que estamos ante obras que podríamos calificar de neo-modernistas. “Yo diría que es la búsqueda del sosiego en el espacio. Las aristas muy vivas generan tensión. Ya hay en el día a día demasiada tensión, que todos acumulamos. Lo que se pretende es que un espacio determinado sea más vital, más habitable, para que dispongas de ese espacio de recogimiento, de tranquilidad, que te aporta -aparte de la tranquilidad- un sitio de desconexión de la dureza de la realidad cotidiana”, reflexiona Fernando.

 

Aggaro piensa en todo: en la librería que albergará a tus más preciados amigos literatos, el exclusivo perchero que otorgará un toque amable en ese rincón que parecía vacío y sin razón de ser, o la mesa elegante y de suntuosas curvas; a priori, escultura y comodidad no parecen ir de la mano, "ahí entra la ingeniería, la fusión entre técnica y arte. Hay que trabajar los materiales, la mecánica, la estabilidad y la ergonomía para que una silla, por ejemplo, te envuelva, te acoja. Siempre intento buscar el límite del material. Si puede hacerse en 4 mm de espesor, no lo hago en 5 mm, voy buscando la esbeltez máxima de las piezas".

 

 

Figuras geométricas, patrones cuadrados o circulares, formas asimétricas con madera, acero, piedra o cuero, que junto con la transparencia del cristal, armonizan y se resaltan entre sí; y un punto extravagante en el intento frenético y logrado de escapar de la rigidez y los encorsetados patrones.

 

Aggaro Design es un concepto más que una marca. El artista ha fusionado con maestría sus arraigados conocimientos sobre física y matemáticas, aprendidos en sus años como ingeniero, con su pasión por el arte. Los años que Fernando García ha pasado entre diseños de puentes vanguardistas en España y Portugal se aplican ahora al diseño de obras únicas elaboradas artesanalmente. Los tonos neutros de sus creaciones refuerzan el mar de fondo de la atemporalidad y la constante de la geometría. "Al final cualquier cosa que se construye es una geometría", con carga estética en este caso. "Cuando voy a una exposición, disfruto, y así empezó esto. Tratar de trasladar el arte a tu casa, a tu ambiente, a tu vida cotidiana, también en el sillón donde estás sentado". 

 

Sólo un ingeniero de caminos, fascinado por la belleza de los puentes, puede ser el único capaz de tender uno sobre el vacío que separa la escultura de la utilidad. La confianza en uno mismo y en el otro, en las ideas propias y en las ajenas, en lo que uno ve y en lo que intuye, en lo que infiere de lo acontecido y en lo que no verá jamás… La confianza es un arte y es, al menos en el caso que nos ocupa, un arte creativo. Y así, a su aire y sus ideas, al mandato de su creatividad y en la confianza de sí mismo, Fernando Aggaro avanza hacia un futuro bello y funcional al que llega llevando entre sus manos lo mejor de lo que fue, y lo que será.

 

Pittix. Librería de acero corten. Edición limitada a 8 piezas. Una cascada continua de ideas que componen una estructura inacabada.
Pittix. Librería de acero corten. Edición limitada a 8 piezas. Una cascada continua de ideas que componen una estructura inacabada.
Loop. Pie de mesa en madera de Pau Ferro. Edición limitada a 8 piezas. Las sinuosas formas surgen de la idea del transcurso del tiempo como un movimiento constante que imita a la propagación del oleaje.
Loop. Pie de mesa en madera de Pau Ferro. Edición limitada a 8 piezas. Las sinuosas formas surgen de la idea del transcurso del tiempo como un movimiento constante que imita a la propagación del oleaje.





Quizás te interese...

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Anthony J (martes, 12 junio 2018 12:34)

    ¡Qué gran descubrimiento! Estoy navegando por vuestro blog y hacéis interesante este mundo. Todo muy bien escrito y con información relevante. Os visitaré a menudo. Gracias por hacer las cosas bien.

    Anthony