· 

Ideas para paredes de ladrillo visto

¿Has adquirido una vivienda y tienes una pared de ladrillo? Por favor, no te deshagas de ella y lee lo que a continuación tenemos que contarte…

Aportar personalidad a tu hogar puede ser tan sencillo como una simple combinación de detalles, o incluso conservar algún detalle de su antigua estructura. Con esto nos referimos por ejemplo a esos muros antiguos que, para nosotros, son increíblemente irresistibles…

 

Tienes infinitas opciones: puedes combinarlo con paredes de yeso blanco, reconstruirlo en cualquier estancia de tu hogar o convertir una simple estancia no principal en tu lugar favorito con la iluminación adecuada…

 

Este tipo de ladrillos se utilizaban para construir grandes paredes de carga antes del uso masivo de estructuras con pilares, sobre todo durante los años 50 y 60. Hoy día el ladrillo se ha convertido en un aliado no sólo en la construcción, sino también en la decoración de nuestras viviendas. 

 

 

Si optas por mantener el ladrillo en su color natural, te recomendamos que cuentes con suficiente luz natural y varias fuentes de luz artificial, ya que, al mantenerlo en su color original, restará luz a la estancia. En salones y comedores es muy usado este tipo de decoración, ya que da un toque rústico e industrial, según la combinación con el resto de la decoración. Los espacios más amplios pueden hacer que cueste centrar la atención en un aspecto de la decoración, aquí entra en juego esa pared de piedra que tantas opciones te da para jugar y hacer de tu salón el centro de todas las miradas.

 

 


En cocinas y estancias que comparten salón-comedor nos ayuda a dividir visualmente los espacios, por ejemplo para delimitar dónde termina la cocina y comienza el comedor. El gran atractivo de estas paredes es precisamente su imperfección, sus defectos del pasado y las señales de los años que ha vivido. Una opción muy usada es pintar los ladrillos visto en color blanco. Esta opción hace que ganemos en luminosidad y amplitud, sin renunciar a su acabado tosco y natural, donde la textura es su principal atractivo. Esta opción es ideal cuando no disponemos de tanta luz natural y el espacio es más pequeño. 



 

Para los amantes del color, es una muy buena opción optar por pintarlas en otro color, como verdes o tonos claros que aporten luz y personalidad. Tienes infinitas posibilidades: combinar los colores de la pared con la misma tonalidad de tus muebles y decoración, jugar con las tonalidades en las paredes contiguas, y dotar de personalidad a cualquier estancia de tu hogar ya que en habitaciones infantiles, aseos e incluso recibidores es más que bienvenido el ladrillo visto...

 






Te puede interesar...

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Julia (martes, 12 junio 2018 13:59)

    Great ideas! Thanks!