· 

El puente colgante más largo del mundo está en Suiza

El puente colgante peatonal más largo del mundo se encuentra en Suiza e invita a los caminantes a desafiar un camino estrecho que se extiende 86 metros sobre el suelo en su punto más alto.

 

El puente colgante Charles Kuonen, en los Alpes suizos, tiene una longitud récord de 494 metros y conecta Grächen y Zermatt en el sendero peatonal Europaweg. El puente fue inaugurado el 29 de Julio de 2017, y recibe su nombre en honor al principal donante de fondos para su construcción. 

Esta construcción está básicamente construida con acero, y se extiende entre los 1600 y 2200 metros sobre el nivel del mar. Este puente en realidad sustituye y mejora considerablemente el antiguo, nacido en 2010 bajo el nombre Europabrücke, pero tuvo que ser cerrado al público debido a varios desprendimientos de rocas, que finalmente acabaron con él. Los vecinos decidieron entonces recaudar el dinero para la construcción, gracias a varios patrocinadores y las aportaciones de zonas vecinas. De todos, el patrocinador principal fue Charles Kuonen, vecino y propietario de una bodega en Salgesch (Alto Valais). Gracias a él, los senderistas que recorran el Europaweg no tendrán que descender al valle y volver a subir, lo que facilita  y acorta el recorrido:  lo que antes suponía un trayecto de entre 4 y 5 horas, ahora se tarda 10 minutos.

 

Fue oficialmente abierto al público el 29 de julio de 2017, y hasta él se llega en unas 2 horas aproximadamente desde Randa y en unas 6-7 horas desde Grächen o Zermatt. Quien lo atraviese se enfrentará no sólo a los 494 metros de largo con una anchura de 65 centímetros a 85 metros de altura, sino a un suelo semitransparente que permite ver el fondo del valle. ¡La aventura está asegurada!

 

 

Increíblemente, los ingenieros de los teleféricos Swissrope y Lauber tardaron solo 10 semanas en levantar el puente. La estructura, que mide solo 65 cm de ancho, tarda 10 minutos en cruzar; un viaje que anteriormente llevó a los excursionistas a cuatro horas. Rompe un récord previamente establecido por un puente colgante de fondo de vidrio completado en 2016, el Kokonoe Yume, de aproximadamente 390 metros. 

 


Para su construcción, a cargo de la empresa Swissrope/Lauber AG, se desarrolló un nuevo sistema de vibración amortiguada que permite que el puente se balancee ligeramente. 

 

Charles Kuonen no es apto para personas con vértigo. Es así. Los casi 500 metros se recorren caminando sobre una reja que hace las veces de suelo desde la que se puede ver bajo nuestros pies el precipicio en todo su esplendor.




Te puede interesar...

Escribir comentario

Comentarios: 0